Eix Clot

Eix Clot

8M: el comercio de proximidad de Barcelona tiene nombre de mujer

8 de marzo de 2021

Victoria hace años que se levanta temprano. Sabe que a un cuarto de la mañana debe tener todo listo para atender a los cientos de clientes que entrarán por la puerta de la Charcutería Sicart, uno de los establecimientos más emblemáticos del Eje Gran de Gracia. Ya hace 25 años que se mueve detrás del mostrador, pero aún conserva la ilusión del primer día. "El mejor momento de la jornada es cuando llenamos las vitrinas con productos recién hechos y nos preparamos para atender nuestra clientela", explica. En la calle Gran de Sant Andreu, Carmen también madruga. A las nueve en punto levanta la persiana de la Farmacia Castellanos, fundada en 1937. "Siempre hemos procurado ayudar a la gente del barrio -apunta la encargada del negocio-. Ahora, con la Covid-19, todo el mundo está viviendo momentos duros y difíciles y queremos que sientan que estamos a su lado", dice con determinación. Mientras, en la peluquería Luxciti, Isabel asesora una pareja joven que ya conoce de hace tiempo; en la tienda de ropa Festuk, Gemma decora el escaparate con los nuevos modelos de temporada y, en el taller mecánico Santa Madrona, la Margarita delante del ordenador y repasa las facturas del último mes.

Com elles, milers de dones omplen de vida la ciutat des de darrere els mostradors. “A Barcelona, el 58% de les 145.000 persones que treballen al sector comercial són dones“, detallava recentment Montserrat Ballarín, regidora de Comerç, Mercats, Consum, Règim Interior i Hisenda de l’Ajuntament de Barcelona

Como ellas, miles de mujeres llenan de vida la ciudad desde detrás de los mostradores. "En Barcelona, ​​el 58% de las 145.000 personas que trabajan en el sector comercial son mujeres", detallaba recientemente Montserrat Ballarín, concejala de Comercio, Mercados, Consumo, Régimen Interior y Hacienda del Ayuntamiento de Barcelona en un ciclo de jornadas sobre liderazgo femenino organizada por el consistorio. También son las almas de muchos mercados municipales, son mayoría en las formaciones que organiza Barcelona Activa enfocadas a fortalecer el comercio de proximidad y suelen ganar los premios que distinguen las propuestas comerciales innovadoras y sostenibles de la ciudad. Además, ocupan puestos de responsabilidad: en la Dirección de Comercio y Restauración, el 62% de personas que trabajan son mujeres. "Hablar de comercio es hablar de mujeres y, apostar, es fomentar el empleo femenino", apuntaba Ballarín en su parlamento.

Aún así, a pesar de ser mayoría tras los mostradores, las estadísticas se vuelven del revés cuando se pone el foco en quien ostenta la propiedad de los comercios. En 2019, sólo el 45,9% tenían una propietaria. Asimismo, tan sólo 2 de cada 10 presidencias de los ejes y asociaciones comerciales de Barcelona recaen sobre una mujer, mientras que en tareas de dinamización tienen una gran presencia. "Son cifras que hay que mejorar", reconocía la concejala.

"Las mujeres no está hechas para trabajar": experiencias tras los mostradores

Aunque los datos demuestran que las mujeres son mayoría en los comercios de la ciudad, aunque hay personas que se sorprenden cuando las ven tras los mostradores, especialmente en negocios tradicionalmente masculinizados. En la calle Sepúlveda, uno de los puntos de la ciudad donde se concentran más tiendas de informática y de componentes de electrónica, Ana María atiende cada día los clientes que entran a Traxtore, la tienda que regenta desde hace 10 años. Cogió las riendas el día que su madre se jubiló y, desde entonces, Traxtore ha convertido en una de las pocas tiendas de informática de la zona gestionadas por una mujer. Confiesa haber vivido momentos de todos colores. "Cuando mi madre aún trabajaba en la tienda, un cliente le preguntó apenas cruzar la puerta si podía hablar con alguien que entendiera", recuerda. De situaciones similares, ella también ha vivido. "A menudo notas que, cuando te hacen una consulta, no te la cuentan con detalles -exemplifica la propietaria-. Te dan un titular y parece que esperan que vayas a buscar a la persona que sabe, cuando ya la tienen delante", dice.

Al frente de la Ferretería Porxas, en la calle de Sants, Núria también se han encontrado con escenas similares. "A veces, mi hija, que se encarga concretamente de la sección de ferretería de la tienda, me ha explicado que hay clientes que se dirigen con cierta desconfianza, como si ella no fuera capaz de ayudarles a encontrar lo que buscan", concreta. Aún así, lo enmarca como una situación puntual. "Enseguida ven que sabemos de qué hablan -explica-. Además, como que mucha de nuestra clientela es del barrio, acaba confinado mucho en nuestro criterio", añade.

En Poble Sec trabaja la Mar, librera de La Carbonera, un proyecto cooperativo creado en 2017 conjuntamente con la Carlota y Aitor con el objetivo de construir desde el barrio y para el barrio una comunidad lectora que crezca y que estime la literatura , los libros y la cultura. "A menudo detrás del mostrador estamos Carlota o yo y hemos visto de todos colores", apunta. De hecho, recogieron algunas situaciones vividas en una entrada en su blog. "Como, además, somos jóvenes, hemos tenido que escuchar frases como: una mujer no está hecha para trabajar o ya podrás con tanto peso? -explica llibretera-. Algunos comerciales, por ejemplo, también nos han preguntado cuando podrían encontrar el responsable del negocio, cuando somos nosotros", ejemplifica.

Para impulsar y favorecer la presencia femenina en el sector comercial, este año 2021 el Ayuntamiento de Barcelona reanudará un programa de sesiones de formación específica en clave de género dirigida especialmente a las dinamizadoras de los Ejes comerciales. Los esfuerzos, sin embargo, no acaban aquí. "También Seguiremos Trabajando para nutrirnos de indicadores segregados por sexo para poder desplegar políticas públicas más eficaces", resalta Montserrat Ballarín, concejala de Comercio, Mercados, Consumo, Régimen Interior y Hacienda del Ayuntamiento de Barcelona.

Nota | El reportaje no incorpora los apellidos de las mujeres que aparecen. El recurso estilístico quiere simbolizar que sus son casos que se repiten con frecuencia tras los mostradores de los comercios de la ciudad, y no escenas concretas.

Ayuntamiento de Barcelona

Nuestros socios

Siente
Birra 08
Naranjito
Safety Work
Mogadealer, S.L.
El Punt del Clot
Second Company
Cargando...
x
X